NOVEDADES / SEGURIDAD

Termina la primera etapa de obra de la Central de Monitoreo

La colocación de la cubierta verde en el techo marcó el final de la construcción del nuevo edificio. Ahora arranca la instalación de equipamiento, tecnología y mobiliario.

Este mes terminará la primera etapa de la obra de la Centro de Monitoreo de Nordelta. La construcción del edificio quedará concluida, y comenzará la instalación de los sistemas de electrónica, seguridad, energía y amueblamiento. Será inaugurado antes de fin de año.

El edificio está instalado frente al Acceso Sur, y tiene una superficie de 540 metros cuadrados cubiertos. Allí se centralizará todo el control de la seguridad de la ciudad.

“Es un edificio inteligente y sustentable, con un diseño específico para un centro de monitoreo -señalan en la Gerencia de Seguridad de AVN-. Tiene todos los subsistemas integrados que permiten cumplir una función de ‘incidente único’, convergiendo todos los datos, toda la información, toda la comunicación en un espacio para poder generar respuestas ante cualquier tipo de incidencia dentro de la Ciudad.”

Desde el exterior, lo primero que llama la atención es la cobertura verde, de pasto, que aísla térmicamente a los ambientes, reduciendo los requerimientos energéticos. Una ventana de grandes dimensiones mira hacia el ingreso de la Ciudad: da luz a la Sala de Monitoreo, donde están los puestos de trabajo de los operadores que hacen el seguimiento de las cámaras de videovigilancia, sistemas de alarma, perímetros, en tiempo real. El espacio contará con una pantalla de ultra-alta definición donde se pueda hacer todo tipo de visualización, permitiendo hacer seguimientos, analizar detalles de las imágenes.

Otro de los subsistemas del edificio es su datac enter, donde se almacenará toda la información de los sistemas de cámaras y visualización, bases de datos de los controles de acceso, etc. Estará equipado para funcionar con sistemas antiincendio, de protección de datos, y estabilizados de energía. La Central tendrá además su propio equipo generador de electricidad, para garantizar la operación aún con cortes parciales o totales de energía en la Ciudad.

La Sala de Crisis es otro espacio clave del edificio. Está en el segundo piso, con vista a la sala de operaciones que está en la planta baja. Tendrá equipamiento multimedia para poder conducir desde allí cualquier tipo de contingencia que suceda en la Ciudad. En ese lugar se reunirá el gabinete de crisis, ante una situación de emergencia, para poder gestionar desde allí la situación contando con toda la información accesible.

En otros espacios del edificio hay una Sala de situación, para la operación y control diario de la Seguridad. Y también, un área administrativa. Hay vestuarios para el personal que trabajará allí las 24 horas de los 365 días del año. El sistema de refrigeración atiende tanto los ambientes del edificio como a las instalaciones electrónicas que requieren clima controlado. Todo el edificio contará con su propia red de seguridad y control de accesos, porque se trata de un área restringida.