NOVEDADES / GENERAL

El sueño olímpico del canotaje argentino se entrenó en Nordelta

Los integrantes del equipo que representará al país en los Juegos Olímpicos de Tokio desarrollaron gran parte de su entrenamiento en la pista del Club Nordelta. El espejo de agua nordelteño tiene condiciones similares a una pista olímpica.

A poco más de 20 días de la ceremonia de apertura en el estadio Olímpico en Tokio, los seis integrantes del equipo argentino de canotaje ya están listos para la competencia. Buena parte del entrenamiento previo lo desarrollaron en el lago central de Nordelta, gracias a un convenio entre la Federación Argentina de Canoas y el Club Nordelta. Bajo las órdenes de su entrenador, Diego Cánepa, los seis atletas argentinos alcanzaron su mejor forma previo al viaje a Tokio.

Los seis atletas que integran el representativo nacional son: Agustín Vernice, Brenda Rojas y Rubén Rézola (todos ellos en Velocidad); Lucas Rossi (Slalom); y Lucas Díaz Aspiroz junto a Ariel Atamañuk (Paracanotaje).

Una de las figuras de este equipo es Vernice, palista que se consagró campeón del mundo sub 23 en 2017 en Rumania, y que hace dos años alcanzó el oro panamericano en Lima 2019. Su especialidad es el K1 1000 metros, modalidad con la que competirá en Tokio 2021 en el Canal Sea Forest, una de las nuevas sedes de competencia construidas en la capital de Japón. Agustín, oriundo de Olavarría, obtuvo el pasaje olímpico al finalizar noveno en su categoría en el Mundial de canotaje de Szeged, Hungría.

Consultado el entrenador Diego Cánepa acerca de la elección del Club Nordelta para llevar a cabo el entrenamiento, destaca que “se trata de un espejo de agua que reúne condiciones similares a las de una pista olímpica. Además, las sensaciones de entrenar en Nordelta son muy buenas, ya que siempre hay mucha tranquilidad y buen clima en el lugar para desarrollar la actividad, y el Club cuenta con profesionales que saben de las necesidades de los deportes acuáticos.”

El sueño olímpico de los atletas argentinos ya está en marcha. Y es un orgullo saber que Nordelta les facilitó las instalaciones del Club para alcanzar su mejor versión y que puedan competir al más alto nivel mundial.